Errores frecuentes del Marketing de Contenidos y cómo solucionarlos

Somos humanos y aunque no nos guste, cometemos errores. Sin embargo, los errores no tienen por qué ser algo tan malo, siempre y cuando aprendamos de ellos. Esto es algo que se puede aplicar a cualquier aspecto de nuestra vida, y por supuesto, también al Inbound Marketing. Por eso, hoy queremos hablaros sobre aquellos errores que se suelen cometer al aplicar el content marketing o marketing de contenidos, uno de los pilares fundamentales del que se nutre la filosofía Inbound.

Seguramente, muchos de vosotros estáis más que familiarizados con lo que es el content marketing. De todas formas, vamos a hacer un pequeño repaso, que nunca viene mal refrescar conceptos…

content-marketing-pic-01

¿Qué es el marketing de contenidos?

Si nos ponemos en plan diccionario, sería algo así como: “el marketing de contenidos es el conjunto de técnicas de marketing digital orientadas a la creación de contenido único, original y de calidad, que sea percibido como útil e interesante, con el objetivo de atraer potenciales clientes y fidelizar a los que la marca ya tiene, aportando un valor diferencial al usuario”.

Mientas que si nos ponemos algo más románticos, podríamos decir que esta estrategia es un arte. El arte de comunicarse con tu buyer-persona sin venderle nada, sino creando algo que realmente le interesa, que alivia sus necesidades, que le atrae y que lo enamora perdidamente de ti.

Dejando a un lado el amor y volviendo a la terminología marketing, son muchos los beneficios que nuestra marca o empresa puede obtener de una estrategia basada en el content marketing. Por ejemplo:

  • Mejorar tu imagen de marca y diferenciarte de la competencia.
  • Atraer visitas a tu web despertando la curiosidad de los usuarios y optimizando tu visibilidad en Google a través del posicionamiento SEO.
  • Incrementar los leads y el número de clientes finales, así como la fidelización de los mismos.
  • Resulta más barato y rentable que cualquier estrategia de marketing digital tradicional.
  • Generación de emociones, interacción y engagement de nuestros buyer-personas.

Después de esto, es fácil ver la importancia del marketing de contenidos dentro del Inbound Marketing de cualquier empresa. Sin embargo, el esfuerzo realizado no siempre se traduce en los resultados esperados y nos puede llevar a pensar que esto no funciona. Pero no te dejes llevar por el desencanto, porque casi todo en esta vida tiene solución y nosotros estamos más que dispuestos a echarte una mano en todo lo que tenga que ver con el marketing (que es de lo que sabemos).

A continuación te presentamos los errores más frecuentes y cómo evitarlos de una estrategia de marketing de contenidos.

Errores a evitar en el marketing de contenidos

1.    No objetivos, no estrategia, no planificación

Si careces de estas tres cosas, créeme que no conseguirás resultados y además tus esfuerzos probablemente caerán en saco roto. No cometas error de novato y desde el primer minuto coge lápiz y papel (o abre un documento de texto en tu ordenador) para empezar a escribir:

  • Objetivos: define unos objetivos a conseguir, que sean realistas y medibles, y que no pierdas nunca de vista durante todo el desarrollo de tu estrategia. Su posterior medición será el indicador principal de si tu plan de marketing funciona o no.
  • Estrategia: antes de comenzar a generar contenido a lo loco es fundamental que definas tu estrategia de marketing de contenidos, ya que sin ella es difícil que los resultados sean buenos. Un buen consejo para este apartado es que conozcas muy bien a tu buyer-persona, y a partir de ella planifiques y coordines todas tus acciones.
  • Planificación: ahora toca diseñar las acciones concretas que nos ayudarán a lograr los objetivos fijados. Y donde tienes que centrarte especialmente es establecer los siguientes elementos: los canales en los que se va a desarrollar tu estrategia, el tipo de contenidos que vas a generar y su frecuencia de publicación.

2.    No conocer a tu público objetivo

Y como en todo lo que hagamos, aquí sigue presente nuestro buyer-persona. Pues para que tu marketing de contenidos tenga éxito dentro de tu estrategia Inbound, es fundamental que conozcas todo acerca de él y que adaptes todas tus acciones a sus intereses, sus necesidades, sus preocupaciones, sus preferencias… Cuando quieras averiguar esto, no te confíes solamente a los informes estadísticos que te ofrece Google Analytics. La mejor forma es, y siempre será, preguntarle a tu audiencia directamente.

3.    Contenido de mala calidad

Si el contenido que generas no es relevante y de calidad para tu público, no conseguirás que muchos te presten atención, además de no aparecer bien posicionado en los resultados de Google. En este sentido, hablamos de una estrategia “global”, en la que ofrecer un contenido que no aporta y que no es original, será uno de los errores más graves que puedes cometer.

Con frecuencia nos dejamos llevar por la urgencia de tener que publicar algo sí o sí, anteponemos la cantidad a la calidad o nos olvidamos de las normas básicas del posicionamiento web sin darnos cuenta de que eso tendrá consecuencias negativas. Lo mejor que puedes hacer es planificarte, saber utilizar tus palabras claves, conocer muy bien lo que busca tu público y trabajar los contenidos lo máximo que puedas. Así, no sólo enamorarás a tu buyer-persona, sino también al exigente Google.

4.    Centrarse únicamente en la venta

Como ya sabes, la clave del Inbound Marketing es ser un marketing de atracción y por tanto, nada intrusivo. Por eso, el marketing de contenidos que desarrolles debe dirigirse a mantener una comunicación con los consumidores sin tratar de venderles nada, sino ofreciéndoles algo de valor. Aunque sea nuestra finalidad, el motivo por el que no podemos orientar el contenido únicamente a la venta es obvio: además de no aportar ningún valor especial a tu buyer-persona, es algo que no genera confianza ni credibilidad en la marca, y que suele generar rechazo.

5.    No dar importancia a los títulos

Igual que hablamos de la importancia del asunto en las newsletters, en cualquier contenido, el hecho de no crear títulos atractivos es un gran error, especialmente al escribir entradas en un blog. Piensa que si no hay un buen gancho, una frase intrigante o atractiva que invite a seguir leyendo, probablemente no le parezca interesante a nadie y nunca lo lean, perdiendo así clientes potenciales, y además el “cariño” de Google. Algunas claves serán conocer tus palabras clave, despertar emociones y jugar con “inicios” atractivos como hacer listas (“10 razones para…), tutoriales (“cómo hacer…”) o contar curiosidades (“¿Sabías que…?”).

6.    Olvidarse de los Call To Action

Hace poco hablamos de los CTA o llamadas a la acción, y vimos lo fundamentales que resultan para la usabilidad de un sitio web. Además de guiar al usuario en su navegación, logran captar su atención y dirigirlos hacia las zonas que más nos interesan con el objetivo de que realicen determinadas acciones (comprar, suscribirse, compartir en Facebook…). No te olvides de incluirlas en tus posts, newsletters y demás, para ayudar a redirigir tráfico hacia tu web y conseguir tus objetivos.

7.    Olvidarse u obsesionarse con el SEO

Se dice que en el término medio está la virtud, y con el SEO también podríamos aplicarlo. Y es que está claro que el content marketing está estrechamente ligado con el posicionamiento SEO, ya que entre nosotros y nuestro público, siempre se encuentra Google. Esto significa que además de esforzarte en crear algo atractivo, útil y de valor para tu audiencia, tienes que saber optimizar esos contenidos para mejor su posicionamiento en los buscadores. Para hacer esto, es importante que utilices herramientas específicas como Semrush o las propias sugerencias de Google, para que te ayuden a determinar las palabras alrededor de las que crear esos contenidos.

Pero al mismo tiempo, cuidado con obsesionarte demasiado. Si empiezas a abusar de palabras clave podrías provocar el efecto contrario y perjudicar a la calidad de los que publicas. Recuerda que el destinatario final del contenido que creas es tu buyer-persona, y no Google.

8.    No promocionar el contenido

Si por ejemplo publicas una entrada en tu blog y la dejas ahí, probablemente nadie la leerá. Mientras que si empleas redes sociales como canal de difusión, verás que rápidamente aumentan las visitas a tu web y que generas un alto grado de engagement y de fidelización en los usuarios. De ahí que les prestes especial atención y que dediques tiempo coordinar una estrategia de Social Media con una de content marketing.

9.    No medir resultados

Otro de los errores más frecuentes es no comprobar si la estrategia de marketing en sí está funcionando o no. Por un lado, hay que analizar los objetivos que nos marcamos en un principio para ver sí se van alcanzando o no. Y por otro, todas tus acciones deben ser medibles para así facilitar la tarea de averiguar en qué se está fallando, y ser capaz de aplicar las medidas correctoras oportunas.

Sin duda, la métrica más efectiva para conocer si una estrategia de Inbound marketing está dando resultados es escuchar activamente a tu público. Así que asegúrate de recibir feedbacks y de interactuar con ellos para conocer en todo momento qué piensan sobre tu marca y sobre tus publicaciones.

10.                 Y esos pequeños detalles…

  • Ni que decir tiene que es imperdonable encontrar errores gramaticales y faltas de ortografía en tus textos.
  • No te ciegues sólo con el texto y recuerda que el marketing de contenidos ofrece gran variedad de formatos para generar contenidos: fotografías, infografías, vídeo, juegos, ebooks…
  • No caigas en la tentación de copiar literalmente textos, no citar o utilizar imágenes que no estén libres de derechos o hayas adquirido. Además de ocasionarte problemas legales, es algo que a Google no le gusta nada, por lo que te penalizará y arruinará de un plumazo tu estrategia de posicionamiento SEO.
  • No adaptar el contenido a los diferentes canales puede ser un gran error. Instagram no es lo mismo que Facebook, ni la entrada de un blog es lo mismo que Twitter. No sólo en la forma, también en el contenido y sobre todo en el usuario al que estará dirigido lo que publicas.
  • La mentira tiene las patas muy cortas y es difícil cambiar las malas impresiones, porque a nadie le gusta que le mientan ni sentirse traicionado, y probablemente sea lo peor que puedes hacerle a tu buyer-persona. Promete sólo aquello que vayas a cumplir, habla sólo de aquello sobre lo que realmente sabes o estás seguro, y nunca aproveches las suscripciones para enviar cosas que no esperan y que probablemente no quieran.
  • Y por último, la paciencia es una gran virtud. Es muy importante que recuerdes que en el Inbound Marketing el éxito no llega de la noche a la mañana. Porque Roma no se construyó en un día y enamorar a tu audiencia tampoco podía ser tan fácil. No decaigas, sé constante, conoce a tu público, analiza, aprende de tus errores… y verás que con el tiempo logras alcanzar tus objetivos.
motivation
¡Comunica correctamente!

Conclusión

Visto lo visto, hemos comprado ya que eso que tanto se dice de que “el contenido es el rey” en Internet, es una verdad como un templo, y no sólo como estrategia de atracción, sino también como aspecto más ponderado por Google para el posicionamiento web. Así pues, ya sea con tu blog corporativo, con tu newsletter o con tus redes sociales, el buen contenido será la clave para atraer la atención y enamorar a tus usuarios.

Sea cual sea el sector al que pertenezca tu empresa, sean cuales sean tus objetivos de marca, y sea cual sea el canal o canales con el que trabajes, apostar por la creación de contenido original y de calidad como elemento diferencial será apostar al caballo ganador. Eso sí, siempre que se haga bien.

Por eso, como resumen y como consejo final, te animamos a que elijas los canales más adecuados para tu estrategia de content marketing, que aprendas a coordinarlos correctamente, que saques el máximo partido de los diferentes formatos para crear contenidos de que dispones, y sobre todo, que todo lo hagas, lo hagas pensando en tu buyer-persona, porque, al fin y al cabo, es alrededor de quien girará todo tu mundo (al menos el empresarial) a partir de ahora.

 

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s