El arte de la newsletter

1. Email Marketing

El email marketing fue una de las primeras herramientas de marketing

digital en aparecer y de inmediato demostró su gran potencial hasta convertirse en un

clásico. Y ahora, como todo lo vintage, está más de moda que nunca. Y es que casi

todo el mundo tiene al menos una cuenta de correo electrónico activa con una

bandeja de entrada esperando a ser conquistada. ¿Y sabes qué es lo mejor? Que si

sabes hacerlo bien, el email marketing puede ser tu mejor aliado en la comunicación

con el cliente y además, a muy bajo coste.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la publicidad por email va mucho

más allá del envío masivo de correos a una base de datos. No por el hecho de que

nuestro email haya alcanzado esa bandeja de entrada, implica que ya hayamos ganado

la guerra, pues si no lo hacemos correctamente, nuestros correos acabarán en la

papelera como si de un vulgar SPAM se tratara. Mientras que si logramos dominar el

arte del email marketing aliándolo con la filosofía Inbound Marketing, podremos

realizar acciones de comunicación de una manera directa, personalizada y mucho más

efectivas que harán caer rendidos (de amor) a nuestros clientes.

Aspectos como cuidar a nuestra base de datos, hablar a nuestros usuarios de

tú a tú, establecer una frecuencia y sobre todo cuidar el mensaje, el contenido y la

estética, son esenciales para aumentar la apertura del email y conseguir nuestro

objetivo de atraer a nuestra buyer-persona a nosotros.

Y dentro de todo lo que una empresa puede enviar por email (mensaje de

bienvenida, ofertas, felicitaciones…), la reina es sin duda la newsletter. Esa suscripción

tan de moda entre blogs y webs, que todo el mundo utiliza, algunas veces sin siquiera

saber lo importante que puede llegar a ser. Y por eso, porque las cosas no se deben

hacer porque las hagan los demás, sino porque realmente sepamos para qué sirven y

lo que queremos conseguir, vamos a empezar por el principio…

2. ¿Qué es una newsletter?

Para empezar, aclaremos de forma general, la diferencia entre una newsletter,

el mailing y el email marketing.

– Email-marketing: como ya sabréis, es una técnica de marketing utilizada

para contactar con el público objetivo a través del correo electrónico.

Dentro de esta técnica se incluyen las newsletters y el mailing.

– Mailing: es un formato de publicidad utilizado principalmente para

promocionar servicios y productos de una marca y que se suele enviar a

bases de datos masivas.

– Newsletter: también llamado boletín, es una publicación digital de carácter

informativo, que las empresas o marcas distribuyen a través del correo

electrónico con cierta periodicidad (diaria, semanal, mensual).

Normalmente contienen artículos de interés sobre la marca, su ámbito,

productos y servicios, noticias relacionadas, últimas tendencias, nuevas

entradas del blog… Y lo más importante es que aquellos que reciben este

tipo de comunicaciones son suscriptores, por lo que previamente han

mostrado interés y ellos mismos han solicitado recibir información vía

email.

Y ahora que ya sabemos la diferencia entre estos términos, vamos a ver por

qué la newsletter va a ser tan importante en nuestra vida (o al menos la de nuestra

marca) a partir de ahora.

Captura de pantalla 2015-12-18 a las 12.09.30

3. ¿Por qué es tan importante una newsletter?

Como ya hemos dicho, la newsletter es un clásico y si lo es, será por algo. Y es

que son bastantes las ventajas que puede ofrecer esta herramienta de comunicación.

Vamos a ver las principales:

 Eficacia: el público que recibe nuestra newsletter de verdad quiere recibirla, y

por tanto es un público proactivo y abierto a seguirnos, que se interesa por

nosotros y lo que podemos ofrecerle. Además, aunque no es una herramienta

de venta directa, permite influir indirectamente en nuestros suscriptores si

seguimos una buena estrategia.

 Es económico: no se necesita una gran inversión para poner en marcha una

campaña de email marketing, incluso podemos empezar por campañas

gratuitas a pequeña escala con la ayuda de plataformas como MailChimp o

Acumbamail.

 Fidelización: los suscriptores ya están interesados en nosotros, y si además les

seguimos ofreciendo siempre algo mejor, los tenemos informados de las

noticias y promociones, y nos preocupamos por ellos, quedarán encantados y

se convertirán en fieles seguidores de nuestra marca, incrementando ese amor

con cada nueva newsletter que reciben.

 Segmentación: No es muy sencillo segmentar tu base de datos para enviar cada

newsletter, solo hay que hacerlo al target al que vaya dirigida. De esta forma, podemos hacer algo específico para cada tipo de usuario al que nos queremos dirigir, personalizando el mensaje y por tanto, acertando en la diana con cada uno de nuestros buyer-personas.

 Es medible: utilizando herramientas como MailChimp es posible medir la

eficacia de una campaña de emailing, ya que te permiten analizar datos como

los clics, aperturas, bajas, impacto… Todo ello es muy útil para saber lo que

hacemos bien y lo que no, y así enfocar todas nuestras energías en lo que de

verdad funciona.

 Versatilidad: existen multitud de formatos entre los que elegir para configurar

nuestra newsletter en función de nuestra capacidad creativa o de los objetivos

que persigamos: destacando una oferta o noticia, preparando una invitación

para un evento, describir los beneficios de un producto…

 Y lo mejor de todo: no es intrusivo. Teniendo en cuenta todo lo anterior,

vemos cómo el usuario es quien se siente atraído hacia nosotros, por lo que le

ofrecemos y por nuestra dedicación hacia ellos, porque le damos lo que

necesita y algo más, y porque nos damos a querer. Por todo eso, nuestra buyer-

persona nos quiere en su vida, y recibir una comunicación deseada es

estupendo, en absoluto intrusivo y muy en línea con la filosofía Inbound.

Equipo Ideario Marketing

4. Claves para la perfecta newsletter

Después de la teoría, viene la práctica. Ha llegado el momento de comenzar la

conquista, enamorar a nuestro buyer-persona, hacerlo fan número 1 de nuestra marca

y con ello generar conversiones a tope. La pieza clave será nuestra newsletter y vamos

a ver todo aquello que debemos tener en cuenta para que nuestro boletín roce la

perfección:

1. Objetivo SMART

Lo primero de cualquier estrategia que comiences es siempre saber qué quieres

conseguir con ello, y aquí también deberás analizar qué quieres lograr con tu

newsletter de forma general y con tus campañas concretas de forma más específica.

Para ello crea objetivos SMART:

 Specific: cuanto más concreto y preciso sea el objetivo a lograr, más

claro tendrás por qué quieres alcanzarlos y más fácil resultará mantener

el enfoque.

 Measurable: crea objetivos que puedas medir, así, podrás analizar y

comparar los resultados y ser consciente del éxito o fracaso de tus

acciones.

 Attainable: define objetivos que sepas realmente que son alcanzables,

nada de soñar y venirse arriba, pues marcarse objetivos irreales te

llevará al fracaso y a frustrarte.

 Relevant: los objetivos han de ser relevantes, que sea realmente

importante conseguirlos y marquen un antes y un después.

 Time-related: valorar el tiempo que nos va a llevar conseguirlos.

2. Base de datos

Es muy importante que la newsletter sea enviada a personas interesadas y que

verdaderamente han solicitado recibirla. De ello depende que nuestros correos no

acaben en la bandeja de SPAM o en la papelera. Por eso, debemos construir una base

de datos real y segmentada con la que aumentar las posibilidades de dar en la diana de

nuestro consumidor.

3. Frecuencia

Ni te pases ni te quedes corto. No puedes confiarte con un único envío así

como tampoco te puedes volver loco con envíos diarios que saturen, hagan que no

quieran volver a saber de nosotros y borren la suscripción. Así mismo, si tienes

capacidad para generar nuevo contenido de interés, es importante enviar una

newsletter con periodicidad semanal, mensual o trimestral. Y no olvides tener en

cuenta la hora de envío: los usuarios tienden a consultar el correo entre las 8 y 9 de la

mañana o ya entre las 15 y 16 horas de la tarde.

4. Asunto

Cada día recibimos miles de correos en nuestra bandeja de entrada y esa

sobresaturación causa irremediablemente desinterés. Por eso, si queremos que

nuestra newsletter sea leída tiene que sobresalir por encima del resto, con un asunto

diferente y que capte la atención a simple vista. Aprovecha la personalización para

mandar un mensaje directo y efectivo especialmente dirigido a tu buyer-persona. En

esta infografía encontrarás ideas para ‘crear asuntos increíblemente efectivos’.

5.  Redes Sociales

No te olvides del Social Media. Es un gran apoyo para la difusión y siempre

deben aparecer en la newsletter los iconos de acceso específicos de cada red social

para que el usuario pueda compartirla. Es un modo de atraer a nuevos usuarios y

convertirlos en clientes potenciales.

6.  Probar, medir, analizar

Siempre puedes comprobar con antelación la efectividad de una campaña.

Antes de lanzar la nueva newsletter, prueba enviándola a un grupo de personas de

confianza para que te den su feedback. Y cuando ya estés en la marcha, analiza las

métricas y resultados obtenidos (ROI, tasa de clics y de apertura, resultados de los Call

to Action…) pues te ayudará a mejorar aquellos aspectos más débiles y a potenciar los

fuertes en las siguientes newsletters.

7. Contenido: calidad y creatividad

Y cómo no, llegamos al rey de Internet y también de la newsletter. Es

imprescindible ofrecer un contenido llamativo y de interés, que aporte un valor

diferencial y sea de calidad. Selecciona correctamente la información que vayas a

incluir y preséntala de manera ordenada, simple y muy visual. Además, es buena idea

utilizar los propios colores de tu marca como señal de identificación. Y todo esto, en

conjunto, generará el deseado engagement entre tus usuarios.

8. Detalles técnicos

No te olvides de cosas básicas como revisar la ortografía, incluir tu logo e

información de contacto, así como el link hacia tu web. Ten cuidado de que las

imágenes sean propias o libres y de calidad, e incluye siempre el botón para darse de

baja si el usuario lo desea. Y no cometas el error de pasar por el alto el diseño

responsive para que tu newsletter se pueda ver desde cualquier dispositivo. No

queremos que nadie se la pierda 😉

5. Y para terminar…

A estas alturas, queda claro lo imprescindible que puede ser una newsletter

como herramienta de Inbound Marketing. Sin embargo, también queda aún más claro

que tener una newsletter no es enviar un correo y ya está, es muchísimo más, es pura

estrategia.

Pero no te agobies, en Ideario Marketing también sabemos de este tema y

estamos aquí para lo que necesites. Mientras, puedes ir probando herramientas como

MailChimp o Acumbamail y también puedes echar un vistazo a este enlace para ver

cómo lo hacen otros, inspirarte y hacer una obra de arte de tu próxima newsletter.

¡Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s